^

La guitarra y El flamenco

La guitarra y el flamenco_Grazie Magazine

Compañera incansable de artistas como Paco de Lucía y Carmen Amaya, representantes de la música española por antonomasia y encargados de llevar nuestro arte por bandera por los cinco continentes.

En 1838 el escritor malagueño Serafín Estébanez Calderón (miembro de la Real Academia de la Historia), ya hablaba de una fiesta en Triana donde actuaban el Planeta y el Fillo. Intérprete de cantos andaluces era el gran Silverio Franconetti y Aguilar, sevillano bautizado en Cádiz como el Rey de los cantaores, cuando a nuestro arte aún no se le denominaba flamenco. Tomás el Burrero abrió su famoso Café del Burrero en 1881 y parece que fue este señor el primero que utilizó el término «flamenco» para referirse a nuestro arte, con gran éxito, como vemos, ya que aún lo llamamos así: «FLAMENCO».

Antonio Benamargo nació en Málaga, y de 1968 a 1973 vivió inmerso en el mundo del rock y del pop.

En 1974 se trasladó a Madrid y participó en diversos proyectos artísticos, entre os que destaca Andalucía despierta, un montaje poético-musical junto al guitarrista Tomás de Utrera, el violinista Arthur Wold y el poeta Luis Melero.

De 1979 a 1982 participó en la producción de aventuras musicales en grupos de reggae, son cubano y pop-rock.

De 1983 a 1986 dirigió el programa Flamenco en la luna, en la emisora libre Radio Luna.

En 1986 inició su andadura como promotor de salas (creó Casa Patas y Sala Caracol y produjo para Sala Clamores) y como programador de espectáculos y ciclos culturales de flamenco por España (Gira Flamenca del Norte —desde 1997, van veintitrés ediciones—), Europa (Francia, Italia, Portugal, Grecia, Alemania, Suiza, Inglaterra y Dinamarca), África (Chefchauen —Marruecos—) y América (Estados Unidos, México y Brasil).

De 2017 a 2019 ha dirigido el programa Chambao Flamenco en la emisora municipal de Madrid M-21 Radio.

Desde 2013 coordina y programa en la Sala García Lorca de la Fundación Casa Patas de Madrid.

02 Antonio Benamargo_Grazie Magzine

Antonio, ¿cómo se ve el flamenco fuera de España?
Creo que el flamenco es el lenguaje musical de España por antonomasia. La gente, cuando viene a España, quiere ver flamenco. Yo he tenido la gran suerte de llevar el flamenco a media Europa y a países como Brasil, México o Estados Unidos y ver como valoran el flamenco es un auténtico orgullo. En Japón, os puedo decir que el flamenco lo veneran.

¿Qué papel juega la guitarra española en este arte?
La guitarra es la fiel compañera del flamenco. Concertistas de guitarra de la talla de Vicente Amigo, Tomatito, Pepe el Habichuela o Gerardo Núñez llevan el flamenco a países como Alemania, Holanda, Francia, etc.

La variedad de estilos o palos dentro del flamenco son bastantes, ¿podríamos clasificarlos de alguna manera?
Quizás el flamenco sea la música que tenga más estilos diferentes, son incontables. La seguidilla, la soleá y los fandangos son algunos de los palos, y cada uno a su vez se subdivide en infinidad de estilos. En el flamenco se sigue guardando una tradición con siglos de antigüedad y raíces muy profundas, y aún se sigue compartiendo con toda su esencia.

Como anécdota, os contaré que las alegrías de Cádiz es un palo que se utiliza para el baile, para la guitarra en concierto y el cante, y proceden de las jotas navarras y aragonesas. Cuando Napoleón intentó conquistar Cádiz, tercios de Aragón y de Navarra fueron a defender Cádiz y cantaban las jotas a coro; los gaditanos las adaptaron e hicieron las jotas de Cádiz y más tarde las alegrías que conocemos en la actualidad. Cádiz nunca fue tomada por los franceses, y nuestro flamenco se enriqueció gracias al diálogo entre los gaditanos y los soldados navarros y aragoneses.

REPORTAJE: GraZie Magazine / FOTOGRAFÍAS: Gyenes y Paco Manzano

02 La guitarra y el flamenco_Carmen Amaya y Paco de Lucia

 

Cartel Fundacion Casa Patas

 

By: GraZie Magazine

Grazie Magazine / Encuentrame